Envíos gratis en compras mayores a $999

8 actividades que debes implementar para aumentar tu energía

“Cuando reemplazas los pensamientos negativos por positivos, comienzas a tener resultados positivos”.-Willie Nelson.

Existen muchas preguntas que de seguro debes estar preguntándote.

¿Me siento cansado? 

¿Realmente me gusta lo que hago en el día? 

¿Convivo con personas que son positivas?

¿Me dedico tiempo y hago lo que me gusta?

La respuesta a esas preguntas será lo que determine el nivel de energía que tendrás en el día.

Es un paso enorme el simple hecho de hacernos estas preguntas, porque es lo que permitirá que tomemos acción, ya sea con pequeños cambios en tu rutina o reestructurando realmente todo lo que importa para ti. 

Queremos ayudarte, así que sigue leyendo para descubrir las formas únicas que hemos encontrado que sabemos aumentarán tu energía.

 

1.Cambia el “debo” hacer por “quiero” hacer

Los primeros pensamientos al despertar son los logros al terminar el día.

Sabemos que es desgastante el tener que realizar actividades dentro de nuestros planes del día. Pero si cambiamos nuestros pensamientos y emociones como anteriormente lo mencionamos podremos mejorar nuestra energía.

El decirnos constantemente que debemos hacer cosas afecta nuestro rendimiento y nuestra mentalidad.En cambio si decimos que queremos hacer algo el enfoque va directo a otra dirección. 

Intenten todos los días cambiar ese “debo hacer esto” por “quiero hacer esto”, “decido y escojo hacer esto”, “disfruto hacer esto” o “agradezco por esto” y notaran los cambios al igual que las personas que los rodean.

Ahora queremos que tomemos acción y para eso podemos estructurar las siguientes expresiones.

  • Tengo que ir a trabajar. 
  • Tengo que terminar este trabajo lo antes posible.
  • Hoy debo ir a una junta.

Para realizar el cambio que nos encamine a ser más positivos podríamos expresarnos de estas sencillas formas:

  • Agradezco por mi trabajo y la oportunidad que tengo de desarrollarme en el. 
  • Decido realizar este trabajo en este momento, para disfrutar de mi tiempo más tarde.
  • Decido y escojo ir a la junta de hoy.

El efecto que le des a las cosas perjudica en tu energía.

Para que todo esto sea posible es necesario transformar nuestras emociones negativas en positivas.

Las emociones forman parte de nuestra energía. Es por eso que debemos transmitir nuestra energía positiva al exterior para mostrar nuestra felicidad, positivismo y todo lo recibiremos de igual forma.Dicen que somos un imán, atraemos la misma energía que brindamos.

Así que ahora antes de realizar una acción, gesto o decir una frase piensen en esto , “somos un imán de energía” y todo se regresa.


2. Crea tiempo para estas 4 actividades en tu día.

Sabemos que estamos avanzando en nuestra vida cuando vemos evolución, crecimiento pero más importante cuando estamos disfrutando lo que hacemos día a día. 

¿Por qué no hacer algo que nos guste durante el día? ¿Por qué se nos ha olvidado divertirnos en el camino hacia alcanzar nuestras metas? 

Es importante reconocer esto para que cuando planees tu calendario o tu semana, tengas en tu día momentos para ti, para tu crecimiento, que te gusten y te nutran. 

Realiza al menos tres actividades en diferentes horarios. Esto de preferencia cuando comiences a sentirte estresado o frustrado ya que esto también nos desgasta quitándonos energía. 

Para el momento en que realices las actividades que tanto te gusta hacer hemos creado una lista de recomendaciones de parte de By the land que siempre debes tener en mente.

Estas son las 4 recomendaciones:


Sonreír 

Una de nuestras recomendaciones para ti es sonreír al menos 7 minutos al día. 

Esto se debe a que la risa y nuestra expresión de felicidad hacen que se active nuestro córtex cerebral libreando impulsos eléctricos en nuestro cuerpo que hacen que se expulse toda nuestra energía negativa. No será difícil realizando las actividades que nos gusten y estando con personas que nos contagien de energía positiva.

Ahora que conocen este grandioso dato no duden ni por un momento en reírse y hacer las cosas que les gusten. Pueden ser cosas sencillas pero que realmente les generen felicidad.

 

Escucha música que te guste

Desde que nacemos comenzamos a tener una parte musical en nuestra vida. 

Unas de las preguntas más comunes de las personas respecto a la música son ¿por qué cuando escucho música me siento con energía? ¿por qué la música me relaja?

La respuesta es simple pues la música puede ser la revitalización de nuestra vida dependiendo de qué sentido le demos. Ya que la música se comporta como un grandioso aliado contra la fatiga y además nos ayuda con la relajación de nuestros días y a suavizar las tensiones de nuestros músculos.

Te recomendamos que escuches la música que te haga sentir positivo, feliz y te de la energía para hacer las actividades con más inspiración.

Hidrátate

El cuerpo humano para funcionar necesita del agua, podemos verlo como el combustible que hará que nuestro cuerpo tenga la energía necesaria para poder movilizarnos y hacer las actividades cotidianas del día.

El agua representa dos terceras partes de nuestro cuerpo y por excelencia es la principal fuente de hidratación. Aunque existen otras bebidas que pueden ayudar a hidratarnos la que más te recomendamos es el agua natural. 

El agua es la que ayuda a convertir los alimentos que ingerimos en la energía. Si nuestro cuerpo no tiene líquidos no funciona de la misma forma pues nuestro sistema circulatorio no trabaja eficazmente y los órganos no recibirán los nutrientes que necesitan. 

Hidrátate con más de 2 litros de agua al día y comenzarás a ser más productivo, a pensar claramente y podrás ejercitarte correctamente con más energía.

Despéjate al menos 10 minutos

Puede que en tu trabajo llegues a pasar muchas horas sentado continuamente. Esto no solo afecta nuestra postura sino que también hace que nos de fatiga.

Despejarnos en el día ya sea por 10 minutos hasta una hora nos hará ser más productivos y sentirnos con más energía.

Te recomendamos que cuando intentes despejarte sea en lugares que contengan un ambiente natural y pacífico. Lo puedes acompañar con música o personas que te hagan sentir con calma y tranquilidad.

No importa de qué forma te quieras despejar solo espera que el lugar o la actividad te provoque una satisfacción o relajación. Tu energía subirá después de esos minutos que le dediques a tu relajación.

 

3. No olvides escribir tus metas todas las semanas

“La mejor manera para predecir tu futuro, es creándolo.” Peter Drucker

Cuando escuchamos la palabra enfoque en ocasiones nos da miedo. Muchas personas desde que son pequeños saben que es lo que quieren hacer en un futuro. Pero existe el caso de otras personas que en verdad no tienen un sentido, motivo o enfoque de que quieren hacer de su vida y tiempo.

Si eres del segundo tipo de persona te invitamos a que analices, pienses y  le generes un muy buen tiempo a esta actividad.

Busca tu motivo, pregúntate, reflexiona.

Como guía puedes anotar en tu libreta estas tres preguntas. Tomate tu tiempo y contestalas.

¿A dónde quieres dirigirte? 

¿Qué quieres hacer con tu tiempo? 

¿Qué vas a hacer para llegar a ese motivo o logro?

Ahora identifica que necesitas para llegar a ellos.

¿cuáles son las actividades que debes hacer? 

¿cuánto tiempo tardarás en lograrlas?

 ¿Qué tipo de recursos necesito?

Toma nota. Cada mañana al momento de despertar dirígete a tu libreta, ve directo a la página donde plasmaste lo que quieres para ti y leela. Ahora tienes un motivo, una razón por la cual enfocarte día a día.

Mientras tengas más tiempo enfocando a un propósito, un motivo y una meta hacia donde quieras dirigirte tendrás más motivación. Si tienes más motivación tu cuerpo hará todo lo posible por generar más energía positiva. 


4. Regula tu reloj interno y activa el deseo natural de ir a descansar

El poder descansar al dormir nos ayudará a estar activos. Al mencionar descansar tratamos de enfocarnos en que nuestro sueño no fue interrumpido y a que al despertar nos sentimos con energía. 

Para esto debemos cerciorarnos de que el poder dormir se llevará con éxito. Nos referimos a que el entorno donde vayamos a descansar este cómodo, tranquilo y despejado, al igual que la hora en la que vayamos a dormir sea una hora adecuada. 

Estudios mencionan que dormir después de las 23 horas afecta al sueño, así que procura dormir antes de esta hora y asegurarte de que tu descanso será pleno. 

Para dormir mejor intenta lo siguiente:

No despiertes con alarmas: tomará tiempo acostumbrar a tu cuerpo, pero es algo que después de sentirás más reconfortante el poder despertar por sí mismos. 

El sueño se conforma de cinco fases que van dentro de un ciclo. Normalmente el ciclo dura  90 minutos y estos se van repitiendo constantemente por las horas de sueño que pasemos.

Cuando activamos una alarma interrumpimos las fases del sueño provocando que nuestros ciclos no sean completados y así teniendo menos energía.

Debemos comenzar a ponernos el reto de despertarnos sin alarmas o seguir la siguiente recomendación pues puedes también bajar la aplicación sleep cycle para que encuentres el mejor momento dentro de las fases de tu sueño para despertarte, esto será mucho menos agresivo que tu forma actual porque no te despertará en tu sueño profundo, si no en la fase de sueño ligero para despertar más relajados y llenos de energía.

Sigue la recomendación que más te convenga, pero comienza a realizar el cambio.

 

5. Consume estos 10 alimentos claves para elevar tu energía

Los alimentos son una gran fuente de energía para nuestro organismo. 

Debemos estar siempre informados sobre cuáles alimentos son los que brindan más energía a nuestro cuerpo. Para esto necesitamos alimentos ricos en nutrientes, proteínas y azúcares. Es por eso que te mencionaremos 10 alimentos que debes consumir para tener mayor energía en el día.

  1. Espinacas
  2. Dátiles
  3. Chocolate puro
  4. Frutos secos
  5. Plátano
  6. Ajo
  7. Avena
  8. Higos
  9. Agua
  10. Semillas

Lo importante es que explores los diferente alimentos para que sepas que es lo que más le ayuda a tu cuerpo a generar esta energía de forma más natural. Durante el proceso trata de alejarte de la cafeína y los azúcares, cuando los consumimos experimentamos bajones de energía que no queremos en nuestro día.  

 

6. Incluye en tu rutina diferentes tipos de movimiento.

La mayoría de las personas sabemos que el simple hecho de movernos es una gran fuente de energía, esto se debe a la gran información que existe en la actualidad.

¿Cuantos lo llevamos a la práctica?

Si dentro de las actividades que te gustan hacer se encuentra el ejercicio físico vas un paso adelante. Haces lo que te gusta y al mismo tiempo  estás generando más energía para tu cuerpo. 

En caso que la actividad física no sea lo tuyo, hay muchos tipos de movimiento que puedes incorporar desde tu casa, sin necesitar de instrumentos específicos  o dinero.

El movimiento más sencillo de hacer es caminar, pero debes realizarlo frecuentemente y por más de 30 minutos al día. También puedes correr e ir incrementando tu velocidad, ritmo y frecuencia. 

Más allá de eso, vivimos en la época donde cualquier clase que queramos está en Youtube, así que anímate a tratar Tai - chí, danza contemporánea, pilates, hasta tomar clases de Yoga desde tu laptop o celular .

Otra forma son los movimientos sencillos que ya conocemos como las sentadillas, abdominales, desplantes, lagartijas que no se necesita de ningún instrumento más que nuestra mente y cuerpo.

No dejes que las excusas, te alejen de moverte durante el día. Toma la decisión y ponte creativo en el proceso.


7. Rodéate de personas que te inspiren 

“Somos el promedio de las 5 personas con las que más nos relacionamos”  - Jim Rhon 

Las actitudes, comportamientos y pensamientos llegan a ser contagiosos. Sabemos que al interactuar con una persona enojada y frustrada nos llega a afectar al hacernos sentir cansados, con poca energía y hasta en ocasiones llegando a compartir sus pensamientos negativos.  Es entonces cuando deberíamos de preguntarnos ¿Vale la pena contagiarse de nuestra energía?

Es bueno también identificar que si todo a tu alrededor es negativo, seguramente nosotros hemos adquirido esa misma actitud hacia la vida y estamos con los mismos pensamientos y patrones sin ser conscientes de ello. Estando en este estado, es probable que sea más complicado subir nuestro nivel energético pero no imposible, es nuestra responsabilidad salir de este lazo negativo.

Es importante trabajar en elevar nuestra vibración y nuestra energía todos los días, de esa manera atraeremos a personas que estén vibrando igual. 

Recuerda que esto también depende de ti. 

Haz esto todas las mañanas y ve los cambios en tu actitud, en tu día y en tus relaciones:

Agradece:

Pega post its en todo tu cuarto con pensamientos positivos para que puedas leerlos en todas partes y te salgas de ese mar de pensamientos negativos en el que estas.

Crea afirmaciones:

No critiques ni juzgues. Intenta decir a la mayoría de las cosas que les dices que no por miedo, por juzgar o criticar un sí. 

Quéjate menos:

Cuando tengas un problema o situación que te lleve a quejarte y ponerte de mal humor comienza a tomar el control. Sonríele al problema, busca soluciones y coméntalo como una circunstancia más de tu día. Háblalo abiertamente pero de forma positiva y que te haga confrontarlo para dejarlo atrás. 

Así al final sin darnos cuenta estaremos rodeados de personas que nos motiven y nos inspiren a hacer cosas grandiosas, porque nosotros estamos proyectando lo mismo. 

Mientras más inspiración y motivación obtengamos de personas que nos rodean podemos aumentar nuestra energía. Y mientras nuestra vibración se encuentre en estado positivo atraeremos a más personas que giran en el mismo entorno.

8. Medita, medita, medita.

Deberías de sentarte 20 minutos al día para meditar, al menos que estés muy ocupado entonces deberías meditar una hora - Antiguo proverbio zen

La meditación ayuda a que la mente descanse y se vuelva más clara.  Pero dentro de sus ventajas también se encuentra el aumento de energía.

Podemos definir la meditación como una estrategia evolutiva para descubrir nuestro máximo potencial.

Cada vez que meditamos, estamos creando un campo de quietud, de calma. Al conectar nosotros con esa frecuencia de máxima quietud elevadora, inspiradora, también podemos contagiársela a los demás.

La respiración es un medio muy importante para poder llegar a un estado de meditación y que nos ayuda a centrarnos y conectarnos en cualquier lugar y momento. 

Es probable que cada uno de nosotros encontremos una forma diferente de sentir nuestra respiración.Puede que sea directamente de las fosas nasales, en el pecho o en otros casos en el abdomen. Es recomendable enfocar tu respiración en el abdomen y sentir como este se va expandiendo al inhalar y contrayendo al exhalar. De este modo estamos haciendo una respiración más profunda. 

Es muy importante saber que la respiración será nuestra ancla para regresar al presente, cuando te des cuenta que estás divagando en tus pensamientos, vuelve lentamente a poner atención en tu respiración y eso te regresará a tu práctica. 

Sin duda, debemos de empezar a entrenar nuestra mente, la meditación es eso, es como ir al gimnasio todos los días o hacer una actividad física para fortalecer nuestro cuerpo, pero para la mente. Estás entrenando tu mente para que no te deje distraer por pensamientos, emociones o sensaciones físicas y en vez de que estas controlen tu vida, tu puedas verlas antes de que aparezcan.

Estas son unas de nuestras recomendaciones:

Cierra los ojos y toma dos respiraciones profundas, inhalando y exhalando por la nariz.

Tu respiración mantenla por la nariz.

Durante tu meditación continúa inhalando  y siente como el aire ingresa por tu nariz y baja hasta tu abdomen-

Al exhalar siente como el aire sale desde tu abdomen, pasando por tu pecho y saliendo por tu nariz.

Cuando termines vuelve a realizar dos respiraciones profundas.

Estas recomendaciones te ayudarán a disminuir esa fricción que creamos en nuestra mente para no intentar meditar, es un práctica muy sencilla pero nosotros somos las que la complicamos. 

Recuerda, todo es un proceso. 

Ya que conocemos diferentes herramientas para aumentar nuestra energía, lo importante es ponerlo en práctica , sabemos que al querer hacerlas todas al mismo tiempo, es menos probable que las hagas parte de tu vida. Nuestra recomendación es que te enfoques en al menos una herramienta, ya sea el meditar, el dormir lo suficiente o en cambiar el debo por el quiero y hasta que no la domines y sea ya parte de tu estilo de vida, implementar la siguiente herramienta. 


Triplica tus resultados sin esfuerzo

Trabajar duro es importante.Pero más esfuerzo no necesariamente produce más resultados.”Menos pero mejor”,sí. Greg Mckeown

Conocemos lo que es pasar la mayoría de nuestros días ocupados y dedicados al trabajo, a la familia o a otro tipo de pendientes. Queremos constantemente ver mejores resultados y al final de día nos damos cuenta que no hemos tenido ningún avance a pesar de haber hecho mil de cosas. Uno de los errores más grandes es poner nuestra energía en miles de actividades a la vez, cuando la realidad es que si queremos crecer 10 veces más, queremos aumentar nuestros ingresos o ver un incremento en nuestras ventas,la base es enfocarnos en una sola cosa. La clave está en regresar a lo que es esencial. 

Cuando hayas regresado a lo esencial, cuando te enfoques en lo que es vital en tu vida, podrás triplicar tus resultados. Date permiso de dejar de hacerlo todo, de dejar de decirles que sí a todos, puedes hacer tu mayor contribución a las cosas que realmente importan.

Si no elegimos decidida y deliberadamente en qué concentrar nuestras energías y nuestro tiempo, otras personas (nuestros jefes,nuestros colegas, nuestros clientes e incluso nuestra familia) eligirán por nosotros y en poco tiempo habremos perdido de vista todo lo que es significativo e importante.

Habrán días que no podremos realizar actividades que nos generen energía y que podamos llevar una alimentación con las vitaminas y minerales esenciales que cuenten con fuentes de energía. Pero conocemos un producto que triplicará tus resultados y complementará de manera perfecta algunas de las herramientas que te compartimos anteriormente. 


Termina tu día con satisfacción

“Tu día es lo que tú quieres que sea. Entonces, ¿por qué no lo conviertes en algo increíble?” – Steve Schulte.

Es normal que cuando te sientas sin energía otros problemas lleguen a surgir como el estrés, frustración y en ocasiones el insomnio. Esto se debe a las actividades que no pudieron ser terminadas durante el día, lo que nos hace sentirnos presionados.

No sirve de mucho llegar a tener demasiada energía pero llegar a utilizarla en cosas que no son productivas. Para esto debemos realizar las actividades que nos lleguen a hacer de nuestro día algo increíble y  que nos permita mejorar paso a paso. Entonces es cuando entra la satisfacción.

Sabemos que no siempre podremos terminar todas las actividades del día aunque tengamos toda la energía, positivismo y motivación.

Pero para esto podemos llegar a potencializar nuestra energía que nos ayudará a terminar la mayoría de nuestras actividades pendientes si es lo que queremos lograr. También se necesitará de una buena organización y planeación para llevar un registro y control de estas mismas.

Dependerá solo de ti lograr que tu día termine como lo esperas.

La satisfacción no se mide igual en todas las personas, esto debe estar muy claro. Esta depende de las preferencias, gustos y los logros de cada uno.

Lo que a nosotros nos cause satisfacción debemos enfocarlo a nuestros logros que nos planteamos y lo que nos propongamos día con día. Así es como podremos aprovechar nuestra energía productivamente haciendo lo que nos gusta y al mismo tiempo logrando sentir la satisfacción personal.

Queremos que sientas toda tu energía y la transmitas con todas las personas que te rodean.


¿Estás listo para comenzar a sentir toda la energía y ser más productivo?

Recuerda en ser positivo y enfocarte en lo que quieres hacer para conseguir la energía desde que inicies tu día con un propósito.

En By the land queremos ayudarte a conseguir todas tus metas y objetivos pero de la mejor manera posible y sin preocupaciones. Es por eso que hemos creado un reto de 21 días sin ansiedad y estrés para llevar el control de nuestros días , ser más productivos y conseguir toda la energía que necesitamos.

Escrito por: Aracely Castellanos Cortez.

Estudiante de administración y mercadotecnia, actualmente colaboradora en el departamento creativo de By the land.