Envíos gratis en compras mayores a $999

Deja de tratar de controlar tus tiempos. Mejor haz esto:

“El reto está en el momento, el tiempo es siempre ahora” — James Baldwin

¿Terminas el día, no has logrado lo que quieres y no sabes en que se te fue todo el día?

Es bastante común que a pesar de querer controlar cada minuto de nuestro día, al final nos sintamos que no estamos avanzando como queremos.

Si estás leyendo esto es porque normalmente estas viendo resultados negativos respecto al manejo de tu tiempo, no estás logrando ser más productivo o hacer más en tu día. Aquí tenemos las respuestas y las soluciones hacia tus preguntas.

Todos tenemos las mismas horas en el día, la diferencia no radica en como manejas el tiempo o lo controlas, si no en como creas tiempo y lo maximizas. Por eso queremos mostrarte herramientas, estrategias y recomendaciones que sabemos que te ayudarán a dejar de controlarlo todo y por fin hacer más durante tu día.

El delegar, reconocer las tareas que son importantes, el conocernos, tener un equilibrio personal y el saber la diferencia entre una tarea urgente o importante, son elementos claves para mejorar nuestra relación con el tiempo y es lo que queremos hablar en profundidad contigo.

Una de las primeras recomendaciones que queremos darte es que te hagas estas preguntas antes de empezar.

¿Cuáles son tres cosas que hice bien hoy?

¿Cuál es una cosa que quiero mejorar mañana?

¿Cuál es una cosa que puedo hacer diferente ahora que me puede ayudar a mejorar?

El crear un espacio de reflexión sobre como manejamos nuestros tiempo, reconocer lo que hemos hecho bien es una buena base para seguir mejorando y estar abiertos a implementar nuevas recomendaciones en nuestra vida.

Crea una mejor relación con el tiempo. Aquí te diremos como.

“Lo que roba tu tiempo, si lo puedes cambiar”

Nos hemos creído esta historia que para poder avanzar y lograr más en nuestra vida, tenemos que sufrir, trabajar duro y esforzarnos tanto hasta el punto de estar en un estado de estrés crónico. Aunque fue una dinámica que funcionó por mucho tiempo, es algo que para nosotros, con otro nivel de conciencia ya no nos funciona y por eso es un buen momento para replantear nuestra relación con el tiempo y lograr conseguir más.

Una de nuestras recomendaciones es que inicies observando que es lo que estás haciendo en el día a día y de qué forma lo estás haciendo. Esto te ayudará a ver en orden todas las tareas y la importancia que le estás dando a cada una. Esta será tu base y de ahí podrás hacer cambios. Durante una semana registra todo lo que haces diario, ya sea en una libreta o en tu calendario y al finalizar encuentra patrones de lo que haces todas las mañanas, ve a que le estás dedicando más tiempo y cuantos espacios libres tienes durante el día.

Al tener claro como usas tu tiempo, podrás contestar las siguientes preguntas:

¿Cuántas horas pasas en actividades que te hacen perder el tiempo?

¿Cuáles son las tareas que te están acercando a tus metas?

¿Estás dispuesto a crear una mejor relación el tiempo que tienes disponible?

Este ejercicio te dirá mucho de tus prioridades en este momento y también sobre la persona que serás en dos años y que estás construyendo en este momento. Es momento de que crees límites, que te comprometas contigo mismo y que sepas en donde estás parado en este momento para poder hacer los cambios necesarios.

Todo lleva un proceso y aquí te lo mostraremos, primero profundizaremos en las preguntas antes planteadas, más adelante te compartiremos algunas como dejar de controlar el tiempo, buscar un equilibrio y al final encontrarás los pasos específicos para que puedas crear más tiempo y ser más productivo.

Estas son las claves a seguir para tener un mejor manejo de tu tiempo:

  • Reconoce cual es tu relación con el tiempo: No sabemos si has estado manejando tu tiempo de la forma más óptima, lo que es importante es lo que harás de ahora en adelante, el aceptar que podemos hacer mejoras a nuestro días, a nuestra productividad es lo que nos hará ver nuevas herramientas para interactuar mejor con las horas que tenemos durante el día.
  • Más esfuerzo no necesariamente significa más progreso: Es el momento adecuado para cambiar esta creencia y trabajar de una forma que nos funcione en el largo plazo. Revisa cual es ese 20% de lo que haces, que te está trayendo el 80% de tus resultados o de tu ingreso, eso es una buena manera de darnos cuenta que no todo lo que está en tu día es tan importante como pensabas. Cuando no tienes claras tus prioridades es muy fácil pensar que por estar ocupados ya estamos avanzando, cuando en realidad solo estamos yendo en automático sin haber puestas claras nuestras metas o tareas.
  • No seas muy duro contigo mismo: En nuestro intento por optimizar nuestro tiempo, nos exigimos de más, dejamos de dormir y queremos que nuestra rutina sea totalmente diferente de la noche a la mañana. Es importante mencionar que tu proceso hacia una persona de alto desempeño, una persona productiva lleva tiempo y mucho autoconocimiento, así que es importante que no seas duro contigo en el proceso, disfrutes de todas las nuevas herramientas que vas conociendo y saber que crear tiempo es la mejor habilidad que puedes tener en estos tiempos.
  • Toma 100% responsabilidad de tu vida: Para poder tener una mejor relación con el tiempo, es clave que te conozcas, que conozcas tus deseos más profundos, el estilo de vida que quieres, saber que es importante para ti en este momento y principalmente a dónde quieres llegar. En el momento que definas tu camino, será más sencillo decirle no a lo que no está alineado con tus metas, de esa manera tendrás menos distracciones y más tiempo para lo que sí importa.

Reconoce la importancia que tienes como persona y lo que el tiempo puede brindarte si comienzas por darte tu lugar. No se trata de controlar lo que haces a cada momento, el secreto está en conocernos a nosotros mismos y en encontrar nuestro equilibrio que nos hará generar más tiempo y más voluntad de realizar las actividades que en verdad tengan un peso significativo en nuestras vidas.

Encuentra tu equilibrio y haz más

“Puedes hacer de todo, pero no todo” — David Allen

En esta sociedad es muy fácil concentrarnos en el hacer pero no en el ser, en descubrirnos, interiorizar con nosotros mismos u observar en qué momento de nuestra vida nos encontramos.

Simplemente queremos hacer de todo, aprender de todo y buscar un poco de todo. Aquí es cuando llegamos a caer en un gran desequilibrio de nuestro ser que con el tiempo nos podría llevar a un desequilibrio mental, emocional y físico.

Todos queremos ser productivos, eficientes y tener resultados positivos, pero siempre olvidamos que dependemos de nosotros mismos para conseguirlo. Cuántas veces dejamos que pasen horas y horas en el trabajo pero en ningún minuto nos preocupamos por nuestro bienestar, por nuestra paz mental, por un minuto de relajación o desconcentración. Solo pensamos en el trabajo y en el tiempo que sigue corriendo.

Para generar un cambio que nos mantenga en equilibrio necesitamos de un nuevo enfoque, que nos haga arriesgarnos y nos haga salir de esa zona de confort. Necesitamos aprender a dar una pausa en nuestra vida, respirar profundamente y comenzar a concentrarnos en que es lo que queremos, por eso queremos compartirte 5 hábitos que te ayudarán a mantener un bienestar interno para que logres obtener resultados positivos en el interior y convertirlos en productividad.

1. Reserva momentos para ti: Al día tenemos un total de 1,440 minutos para nosotros, de los cuales podemos reservar al menos 20 para hacer algo especial para nosotros, para nuestro ser. Pues hacer actividades como meditar, ver un atardecer o las estrellas. Dedícalo en cualquier cosa que te haga alejarte de la dinámica de aceleración, deberes, redes sociales o trabajo que tuviste en el día.

2. Agradece: El poder de la gratitud es inmenso, expertos mencionan que las personas que muestran y expresan la gratitud en sus vidas obtienen muchos beneficios en su salud. Los actos de agradecimiento liberan grandes cantidades de dopamina que mejoran el procesamiento de dolor y tiene un importante efecto analgesico. También ayuda a dormir mejor, disminuir el estrés y estar más motivados, preocupate por comenzar a agradecer y verás todos los beneficios que atraerá a tu cuerpo.

3. Libera pensamientos y emociones: El gran trabajo que conlleva el día nos hace llenarnos de pensamientos, sentimientos y emociones, que si los dejamos sin resolver se pueden convertir en cargas emocionales y estancamientos productivos. Puedes liberarlos al hacer ejercicios, una buena meditación, una clase de yoga o hasta relajandote escuchando música, nosotros te recomendamos escribir sobre ello o asistir a terapia para hablarlos con alguien.

 

4. Cuida tu cuerpo: Empieza por tomar conciencia en cuanto estas priorizando hacer en tu vida, asegúrate si estás durmiendo lo suficiente, alimentándote saludablemente y si estas haciendo ejercicio adecuado para tu salud. Nuestro cuerpo es nuestra gran fuente de energía, cuidalo, amalo y busca siempre su bienestar.

5. Disfruta y ríete: Nuestra prioridad debe ser buscar siempre la felicidad y encontrar lo que nos haga sentir apasionados, algo que disfrutemos, que nos haga sonreír. Aprende y reflexiona que en la vida no todo es trabajo, tareas o pagar cuentas; no te desmorones, sigue aprendiendo de tus errores y virtudes.

¿Cómo crear más tiempo para ti?

“A menudo las personas están trabajando duro en la cosa equivocada. Trabajar en la cosa correcta probablemente es más importante que trabajar duro.” — Caterina Fake

 

Vivimos en el innovador siglo XXI pero aún así seguimos mostrando creencias de nuestros pasados, pues bien desde la revolución industrial se nos mostró que entre más horas trabajamos, más unidades se podían producir y como resultado un humano era más productivo. Era un intercambio de tiempo todo el tiempo. Seguimos creyendo en aquellos mitos del pasado, ¿por que dentro de tanta evolución no evolucionamos nuestros pensamientos?, pues lo cierto es que lo que para uno es productivo para alguien más no puede funcionar.

Se cree que los grandes empresarios o emprendedores han llegado a su lugar por la gran productividad que tienen en sus vidas, algunos mencionan que les parece increíble levantarse a las 4 de la madrugada y para las 7 de la mañana ya tener un montón de tareas terminadas. Pero no creas que lo que le funcionó a un gran empresario necesariamente te va a funcionar a ti.

Podemos ser tan productivos como nos propongamos si empezamos a observar las prioridades, lo que nos gusta, lo que nos genere energía y motivación. No te sientas mal si a ti te funciona mejor despertar a las 8 de la mañana, después desayunar, hacer unos 10 minutos de meditación y así terminar con tu rutina mañanera. Es importante que esta te haga sentir motivado y satisfecho, eso hará que logres más en tu día a diferencia de tener una rutina de 10 actividades mañaneras y no disfrutarlas por completo.

Ten en mente que solo manejar tu tiempo, no creará más tiempo para hacer lo importante, lo que quieres es buscar eficiencia y productividad y para eso necesitas priorizar todo lo que está en tu vida.

Priorizar nuestras tareas, es lo que nos ayudará a crear más tiempo. Estamos enfocándonos en lo que es realmente importante y no en todo lo que tenemos que hacer en este momento.. De acuerdo a Tom Bartow, el manejo del tiempo de forma tradicional enseña teorías de como la gente puede hacer más con el tiempo que tiene, en este momento estamos viendo una revolución en la forma en como vemos el tiempo en nuestra vida.

Es importante aprender a priorizar, recuerda que solo tu tu sabes lo que deseas y solo tu conoces lo que te motiva. Por eso queremos compartirte 5 actividades que te ayudarán a priorizar tu tiempo para ser más productivo:

  1. Busca lo que te apasione y motive

Vivimos en una época donde el dinero es visto como algo de suma importancia además de necesario, por lo que buscamos trabajar en algo que nos haga generar los mayores ingresos posibles y estatus. Entonces es cuando olvidamos que es aún más importante encontrar lo que nos apasione y nos haga sentir felices.

Estudios mencionan que más del 80% de la población se dedica en trabajar en algo que no le gusta, muchos piensan que esto no implica consecuencias negativas en la productividad o en la salud, pero expertos mencionan que las personas que se dedican en desempeñar un trabajo donde no están agusto o que no les gusta en un futuro podrían provocarles índices de problemas mentales, así como depresiones y problemas al dormir.

Descubrir qué te apasiona y motiva, no es una pérdida de tiempo, es una ventaja y una aptitud que puedes usar para crear más valor para ti. Quien tiene la ultima palabra eres tú, considera tus objetivos y de ahí marca la pauta, siempre cumpliendo con tus compromisos personales.

2. Organiza tu día la noche anterior

Deja que tu mente se organice tranquilamente desde un día antes, escribe en tu cuaderno o en una libreta las tres tareas más importantes para el día siguiente. Para seleccionar solo 3 tareas, primero es recomendable que hagas una lista entera de todos tus pendientes, desde ir al banco, recoger algún encargo, ir a una reunión hasta el nuevo sitio web para tu marca persona. Todo va en esa lista, te quedará algo larga seguro pero esto te hará poner en perspectiva lo que si es importante para ti y lo que está alineado a tus metas.

Cuando tengas claras las 3 tareas más importantes, es indispensable que las acomodes en tu calendario, si no están ahí es poco probable que le des el espacio durante el día para hacerlas. Para finalizar añade un recordatorio dentro del calendario para que te avise unos 30 minutos antes de que inicies la actividad.

Cuando haces constantemente este ejercicio, no solo irás ocupado por la vida, ahora tendrás una intención clara, tareas alineadas a tus metas y todo en tu calendario.

3. Concéntrate en una cosa a la vez

Estamos acostumbrados a sentir que avanzamos hacia nuestras metas cuando estamos involucrados en mil de actividades, cuando al mismo tiempo tomamos una llamada, estamos haciendo la revisión de un reporte y atendiendo a alguien en entro a nuestra oficina.

Ponte a pensar, cuando vemos a alguien ocupado, pensamos que es alguien importante, que no podemos quitarle tiempo, que seguro tiene lleno su calendario de reuniones críticas. La realidad es que podría solo ser sinónimo de falta de prioridades, autoconocimiento y desorganización de su tiempo. Este tipo de personas están queriendo controlar tanto su tiempo que se olvidan hacia donde están yendo.

Si realmente estás en el camino hacia la mayor productividad y la creación de tiempo, tienes que enfocarte en una sola cosa, aprender a priorizar y mantenerte presente en ese momento. Esto nos permitirá un mejor rendimiento en todo lo que hagamos.

Estudios mencionan que las personas que tienden a realizar muchas tareas al mismo tiempo o concentrarse en varios propósitos disminuyen su inteligencia o la forma en que prestan atención y controlan su memoria, pues están tan enfocados en muchos pensamientos, ideas y conceptos a la vez que no se concentran al 100% en lo que en verdad es su prioridad.

4. Céntrate en el proceso, no en los resultados

Tal vez este paso te parezca confuso, pues tenemos la creencia que hasta que no lleguemos a nuestra meta, estaremos satisfechos, plenos y felices. Estamos esperando el momento en que nos graduemos, cuando por fin nos casemos o entremos a la empresa que queríamos para sentirnos completos.

Esto solo ocasiona que perdamos el enfoque y no veamos el progreso que estamos teniendo en cada momento. Esto simplemente no limita de de disfrutar cada instante o cada paso hacia esa meta o sueño que tenemos.

Tendemos a seguir creyendo que ser productivo es solo poder haber llegado a la meta, sin haber parado ni un instante. Dejamos de observar todos los cambios que se dan en este proceso y no te das cuenta que durante el proceso te estás convirtiendo en otra persona. Al final tu meta no es solo un número, eres tú y tu evolución como persona, este crecimiento que está pasando en frente de tus ojos y no lo reconoces.

Permítete dar una pausa día con día, observa que tanto conseguiste y que tanto hiciste por llegar un paso más adelante. Motívate, apláudete y sonríele a todas tus victorias diarias.

5. No entres en el papel del perfeccionismo

Los humanos tendemos a siempre caer en el error de creer que tenemos el control del tiempo, lo cierto es que difícilmente podemos controlar lo que es externo a nosotros. Ser perfeccionista no ayuda, pues el problema recae cuando la planificación de nuestro tiempo se vuelve en una prisión mental que da la sensación de no estar viviendo cada momento de nuestra vida o no hacerlo de acuerdo al plan.

Nuestro objetivo es ir de la perfección al alto desempeño pero no es así, la importancia de tener en mente un propósito es llevarlo a la ejecución de la mejor manera posible y comenzarlo a hacer sin importar en la situación, espacio o tiempo de tu vida en el que te encuentres. Solo haz lo que tanto te llene de pasión y motivación y tu energía comenzará a aumentar.

6. Clasifica tareas

Te hablábamos anteriormente de como planear tu día una noche anterior, aquí queremos compartirte otro método para poder clasificar tus tareas y conocer las que son más importantes. Es importante conocer varios sistemas para poder hacer pruebas de lo que mejor nos funcione y llevalo con mayor éxito. Nosotros te recomendamos que las clasifiques usando el sistema ABC, que son de más a menos importancia. Este consiste en colocar en la letra A las actividades que sean más importantes para ti, puede ser enfocada a tu propósito o meta. En la letra B están las de segunda importancia como hacer ejercicio, leer un libro, trabajar en un proyecto. Y por último en la letra C puedes colocar tareas como ir al super, organizar tu closet o tener 20 minutos dedicados a ti.

También puedes incluir el tiempo que sabes que te demoraras en hacerlo, puedes clasificar en la letra A las de mayor importancia y de más dedicación de tiempo, en la B las de segunda importancia y de menos dedicación de tiempo y así sucesivamente. El reto es conocer cuantas actividades pueden realizar en el día y dejar un tiempo de margen por si llegamos a tener complicaciones o demoras.

Evita colocar actividades que sabes que no generan nada positivo para tu propósito o que sabes que te harán desperdiciar tu tiempo.

Estos espacios debes de llenarlos con algo productivo si quieres crear más tiempo para ti.

Crear más tiempo para nosotros nos hará descubrir la importancia de la productividad que podemos generar si sabemos organizarnos y empezamos a ejecutar.

Ser más productivo cambiará tu vida

“Cualquier cosa que la mente del hombre puede concebir y creer, puede ser conseguida.” — Napoleon Hill.

Algunas ocasiones nos hemos sentido productivos, puede ser que en una mañana se sientan con la energía necesaria para terminar la mayoría de las tareas diarias o que sientan que ese día fueron más productivos que en toda la semana, lo que genera una gran satisfacción, pero también están los días donde pasan las horas y no vemos ningún avance o hemos estado solo en una actividad que tomó más de lo esperado.

El ser productivo es realmente la consecuencia de tu autoconocimiento, actitud, determinación, disciplina y empeño. Hay que aprender a elegir, descansar en el momento adecuado y a utilizar nuestra energía de manera adecuada, esto cambiará nuestra vida. El llegar a ser productivos nos hará tener la confianza en nosotros mismos y la motivación para arriesgarnos o salir de nuestra zona de confort para aceptar nuevos retos o responsabilidad que nos harán crecer como personas. 

En definitiva, tener la actitud de productividad interna nos hará comprender que es una virtud que podemos desarrollar siempre y cuando tengamos la determinación y pongamos de nuestro esfuerzo en aprender a ser y hacer para después aprovechar todas sus ventajas, estar satisfechos con nosotros mismos de estar haciéndolo bien y sentirnos realizados día con día. 

No tengas miedo de ser quien eres, cree en las habilidades que tienes para poder lograrlas y ten por seguro que comenzarás a ser productivo y por qué no una persona exitosa.

En By the land hemos creado un suplemento que hará que no pienses dos veces en hacer las cosas. Es un suplemento que te dará la energía para comenzar con cualquier meta que tengas y lograr más con las mismas horas del día. Queremos ayudarte a que encuentres la energía en tu cuerpo y mente.

Nuestro producto Awake es esencial para que comiences a ver los resultados por ti mismo.

Por eso queremos darte un 10% de descuento de nuestro producto.

Escrito por: Aracely Castellanos Cortez.

Estudiante de administración y mercadotecnia, actualmente colaboradora en el departamento creativo de By the land.

x

x