Meditar puede ser la práctica que estabas buscando para tu vida

Tal vez lo has intentado alguna vez o un amigo te ha invitado a integrarte a círculos o clases de meditación; y tú, le has dado mínima o nula atención a este tema.

Pero, puede que estés subestimando las capacidades y habilidades que tu cuerpo y mente generan cuando te sientes tranquilo, tienes una vida en calma, eres consciente de ti y fluyes. 

Meditar es ayudarte a cultivar una mente más atenta para estar más presente, lo cual se traduce en una mayor salud y bienestar


Y sabemos que meditar en un principio puede ser complicado y tedioso para algunos, es por eso que además de contarte todo lo bien que esta práctica le hace a tu ser, te contaremos algunos trucos para lograr meditar desde la comida de tu hogar. 

Comenzar a meditar puede ser un camino muy sencillo o puede ser todo lo contrario,esto dependerá de qué tan dispuesto y concentrado puedas estar al comenzar este. 

Te invitamos a probar conocer todo sobre esta práctica y probar con diferentes tácticas hasta que encuentres la más adecuada para ti. 


Te prometemos que una vez que pruebes la meditación, notarás que tu vida mejorará muchísimo y adoptarás esta técnica para el resto de tu vida. 


Spoiler Alert, quedarte dormido no es meditar.  


Las personas que vieron esta nota también leyeron: Deja de sentirte agotado 

¿Qué es meditar?

Para hacer cualquier cosa debemos tener claros sus orígenes o pilares y en la meditación no es la excepción esta ha sido durante años el entrenamiento mental por excelencia, donde con ayuda de diferentes técnicas como la respiración consciente, se busca calmar los pensamientos, conectarse con el momento presente y ser consciente de lo que sucede en el cuerpo y la mente. 

La finalidad es que cada vez que medites se desarrollen cualidades como la atención plena, compasión y optimismo, ayudándote a sentir más plenitud, calma y felicidad al practicarla; además que te ayuda a desarrollar habilidades para resolver problemas y mantener la calma ante situaciones de caos. 

No es algo que solo nosotros digamos sino que la ciencia ha realizado Investigaciones sobre la meditación que han demostrado que es un método efectivo para mejorar la salud mental de las personas. Estos son solo algunos de sus beneficios. 

  • Mitiga los efectos del estrés
  • Afecta positivamente al sistema inmunológico
  • Mejora la capacidad de atención y concentración
  • Es útil para empatizar con los demás
  • Aumenta la tolerancia al dolor
  • Mejora la memoria y las funciones cognitivas
  • Potencia la aparición de pensamientos positivos

Pregúntate esto antes de meditar

Prepararte para meditar es tan importante como prepararte para correr una maratón. No solo necesitas encontrar un espacio en el que te sientas cómodo y en calma. Sino responder un par de preguntas que despegarán tu mente. Te invitamos a que te des un minutos para responder de la manera más honesta posible las siguientes preguntas:

¿Cómo me siento?

Ponte cómodo/a, respira y escúchate por un momento, analiza a tu cuerpo, emociones y respiración ¿cómo te sientes antes de meditar? ¿tenso/a, estresado/a, angustiado/a? Responderte esta pregunta antes de cada sesión te beneficiará a entender cuáles son esas tensiones que la práctica que iniciarás, te ayudará a controlar.

¿Cómo me quiero sentir?

La meditación tiene una lista interminable de beneficios, sin embargo, una vez escanees tu cuerpo y pensamientos, el próximo paso es visualizar las emociones que te gustaría sentir para que de este modo tengas una «estrella del norte» que guíe tu meditación.

¿Qué hora es?

Cuando entramos a estar en silencio la mente indicará que hay muchas cosas por terminar o lugares a donde ir, te recordará que a tu alrededor están pasando miles de cosas a las que deberías prestar atención, sin embargo, el momento más importante y el único que puedes controlar es el ahora. Por esto antes de meditar conéctate con este momento y ante la pregunta ¿qué hora es? respóndete con seguridad: es el ahora.


Con ayuda de estas preguntas sencillas, tus meditaciones serán personalizadas, podrán estar adaptadas a tus emociones y sentimientos para que así cada sesión sea más provechosa para ti.

Una meditación sencilla para comenzar

Para empezar a meditar es necesario prestar atención a diferentes variables. Son las siguientes: respiración, sentidos, cuerpo, mente y actividades de la vida diaria. Los ejercicios a desarrollar a partir del mindfulness se pueden clasificar en cinco grupos:

Observación de experiencias presentes: vivir la vida como si se mirara un cuadro, observando los detalles específicos de la misma, con una sonrisa si puede ser.

Manejo de pensamientos: se trata de dar la bienvenida a todos los visitantes de nuestra mente.

Actos de plena conciencia: hacer las actividades que debamos hacer de una en una y concentrados en aquello que estamos haciendo.

Aceptación y desapego: asumimos que todo está en un proceso continuo de cambio y transformación, que nada es inmutable.

Compasión y autocompasión: nos tratamos como si fuéramos la madre compasiva de un niño, mentalizándonos de que todo pasará 

Para estar en completa calma y enfoque, te recomendamos utilizar Mindful, un producto científicamente formulado con ingredientes naturales, para dar un momentos de paz en medio del caos. 

 

Por Arian Ojili

Promotor, periodista y creador.