Día 1 - Escaneo Corporal

Nuestro cuerpo físico es lo que nos permite experimentar esta realidad 3D, una realidad material que está llena de sabores, de texturas, de sensaciones y que nos permite conectarnos, sentir, ver, tocar lo que hay en este mundo.

A través de nuestro cuerpo, podemos llegar a nuevos estados de consciencia. Es la respiración, la conexión profunda, el movimiento que nos permite decirle a nuestra mente donde poner la atención, nos ayuda a regresar al presente.

Por eso el hacer yoga es tan poderoso, utiliza el movimiento y la respiración, como forma de conexión con nuestro interior, con nuestro espíritu y así sentir un nuevo nivel de presencia.

En esta meditación, nos enfocaremos en cada área de tu cuerpo. Es una técnica que nos permitirá entrenar a nuestra mente a regresar al momento presente. A no perderse en los pensamientos tan fácil, para que así puedas volverte el observador de tus pensamientos y de tu vida.

Al estar más conscientes de nuestro cuerpo, estamos bajando nuestras ondas cerebrales de Beta a Alpha. Es decir que tu enfoque ya no estará en el exterior, si no vamos trayendo una atención hacia un punto en específico en tu cuerpo. En caso que te pierdas en tus pensamientos, solo regresa a tu respiración. Recuerda que es tu ancla en todo momento.

Esta meditación la puedes hacer en cualquier momento del día. Mi momento preferido es en la mañana para empezar con una mente más centrada y poder ponerle una intención a mi día. Journal Prompts

Las siguientes preguntas te ayudarán a profundizar en tu práctica y puedes responderla en los comentarios que están abajo.

1. ¿Cómo me sentí después de la meditación?
2. ¿Hubo algún dolor que haya identificado en mi cuerpo?
3. ¿Qué emociones surgieron al meditar?

Intención: La intención de hoy es traer la atención a nuestro cuerpo. Honrarlo y agradecerle por el gran trabajo que hace y por permitirnos experimentar esta realidad material.