Nootrópicos, la comida de Silicon Valley que activa tu mente

Hoy, nos daremos a la tarea de contarte todo lo que sabemos acerca de los nootrópicos, la llamada comida de Silicon Valley y que ayuda a tu cerebro a rendir a su máxima potencia. 

¿Los nootrópicos realmente funcionan o son un placebo?, ¿que efecto secundarios causan?, ¿Es seguro consumir nootrópicos? ¿donde los puedo conseguir?. 

Estas y muchas otras preguntas serán respondidas en el siguiente artículo, quédate con nosotros y descubre todo sobre los nootrópicos.

Puede interesarte: Esta es la mejor manera de empezar tu día, antes de las 8 a.m.

¿Qué pasaría si utilizamos el 100% de nuestro cerebro?

Para entender por completo el complejo mundo de los nootrópicos, primero tenemos que hablar de la capacidad que tiene tu cerebro para trabajar. 

Seguro, has escuchado que el ser humano solo es capaz de usar el 20 % de su cerebro, premisa que en parte es verdad y en parte falsa. Déjame contarte exactamente cómo funciona nuestro cerebro. 

Científicos han descubierto que en nuestro cerebro sólo había funciones cognitivas para un 20% del cerebro.  Y que el resto solo se activaba en un momento determinado, gracias a impulsos o herramientas determinadas. 

Y es que las neuronas solo suponen el 10 % del cerebro, mientras que el resto lo componen células gliales, las cuales poseen un funcionamiento distinto, aunque hoy día podemos saber que también están implicadas en procesos de aprendizaje y desarrollo cognitivo.

Nuestro cerebro es un órgano muy potente, que consume el 20 % del oxígeno y el 50 % de la glucosa que entra en nuestro cuerpo.

Sin embargo, por su funcionalidad, es imposible que podamos activar de manera significativa todas las áreas en un mismo instante. Si fuésemos capaces de utilizar el 100 % de su capacidad simultáneamente, el gasto energético nos dejaría extremadamente fatigados para el resto del tiempo.

Al entender estos conceptos podemos decir que existe una capacidad de mejorar nuestras capacidades cognitivas y consecuentemente rendir más. 

Así que si no somos capaces de utilizar el 100 % del cerebro no significa que no podamos mejorar nuestras habilidades. De hecho, gracias a distintas ciencias y estudios, se ha llegado a la conclusión de que podemos fortalecer conexiones o crear nuevas redes neuronales. Ya sea mediante nuevos aprendizajes,técnicas, productos, alimentos, life hacks, haciendo lo que uno disfruta y teniendo hábitos saludables no sólo se puede usar el 100% del cerebro, sino que además se le puede sacar provecho al 100%.

Pero, fueron años de estudios de la conducta humana y los procesos mentales que persiguen fines como el desarrollo del potencial del ser humano, por ejemplo en su rendimiento cognitivo.

Es ahí, donde entran los nootrópicos, resultado de investigaciones y pruebas en este ámbito. Se trata de suplementos ideados para mejorar el rendimiento de nuestro cerebro.

Descubre más:  La guía que estabas esperando para emprender y alcanzar mayor productividad con Alfonso Aguirre

Los noontrópicos

En esta época en la que vivimos, la creatividad y la innovación son características que deben cumplir los emprendedores y personas de alto rendimiento, es por eso que desde hace años está tomando fuerza el uso de “nootrópicos” o potenciadores cerebrales. Dinámica que ha tomado gran popularidad, pues en Silicon Valley el lugar donde más se consumen. 

Y aunque sigue siendo muy complicado definir exactamente el concepto de nootrópico. De hecho, en la medida en que los nootrópicos están todavía siendo objeto de estudio y revisión, no resulta extraño que la comunidad científica no sepa cómo clasificarlos. Es un producto novedoso que incluye un amplio espectro de compuestos, y cada uno de ellos tiene distintos efectos sobre nuestra inteligencia y memoria.

La idea de nootrópico surgió en el laboratorio del químico y neurólogo rumano Corneliu Giurgea, a inicios de los años 70. Desde entonces se han estudiado los nootrópicos en distintas universidades, y esto ha provocado varios cambios en cómo la comunidad académica y la sociedad perciben la posibilidad de mejorar la inteligencia mediante estas píldoras.

Los nootrópicos podrían incrementar nuestras habilidades cognitivas con el simple gesto de tomar una píldora. 

Las personas que leyeron este articulo se interesaron en: Descubre la productividad consciente con Ani Castro

Algunos de los beneficios más comunes de los nootrópicos son:

-Mejorar tu memoria y capacidad de aprender.
-Aumentar tu estado de alerta y concentración.-Mejorar tu enfoque pero manteniéndote en un estado de calma.
-Reducir estrés y ansiedad.-Ayudarte a descansar y dormir mejor.
Además, para que un nootrópico sea considerado como tal, tiene que ser de baja toxicidad (con efectos secundarios muy bajos o nulos) y no generar dependencia, para de esta manera considerarse seguro a largo plazo.

Tipos de nootrópicos

Hay tres tipos principales de nootrópicos: los sintéticos (creados en laboratorios), los naturales (encontrados en la naturaleza), y los que son una mezcla entre estas dos categorías.
Nootrópicos sintéticos
Como mencionamos antes los nootrópicos sintéticos están hechos en laboratorios y los más populares son piracetam, aniracetam, oxiracetam, pramiracetam y fenilpiracetam, todos compartiendo la estructura química de racetam.  
De entre estos nootrópicos el más popular es piracetam pero todos tienen diferentes beneficios, desde mejorar las capacidades cognitivas y mejorar las funciones del cerebro relacionadas a la memoria.  

Nootrópicos naturales
Por otra parte se encuentran los nootrópicos proporcionados por la naturaleza. Se ha demostrado que los mejores nootrópicos naturales también pueden mejorar las capacidades cognitivas, reducir el estrés, la fatiga y mejorar la memoria
Algunos de estos son Ginseng, Rhodiola rosea, Guduchi, Eleuterococo, Ginkgo biloba y los hongos Cordyceps y Melena de León. Da clic aquí para conocer más sobre los beneficios de cada uno de estos nootrópicos naturales.

Mezcla de naturales y sintéticos 
Hay compuestos que vienen de la naturaleza pero solo están disponibles después de llevarse a cabo un proceso de laboratorio. Al igual que los demás tipos de nootrópicos, se ha comprobado que estos también tienen beneficios para mejorar las capacidades cognitivas.
Algunos de los más comunes son la cafeína, L-tirosina y la L-teanina.

¿Cómo funcionan?

Los nootrópicos funcionan de diferentes maneras para potenciar tus capacidades cognitivas:

Regulan la actividad de los neurotransmisores
Los nootrópicos incrementan algunos de los neuroquímicos más importantes en tu cerebro para funcionar mejor, tales como dopamina, glutamato o serotonina, y reducen los neurotransmisores de estrés como la hidrocortisona o glutamato.
Por ejemplo, si se incrementa una hormona como la serotonina (hormona de la felicidad), puede ayudarte a reducir tus niveles de estrés y mejorar tu descanso diario.

Mejoran el flujo sanguíneo
Los nootrópicos también pueden mejorar el flujo sanguíneo en las arterias y venas de tu cerebro, provocando que te llegue más oxígeno y nutrientes y reduciendo tus niveles de estrés para desempeñarte mejor física y mentalmente.   
 
Reducen inflamación del cerebro
Algunos nootrópicos también pueden reducir la neuroinflamación del cerebro al suprimir las moléculas inflamatorias en el hipocampo, localizado en la parte medial del lóbulo temporal del cerebro y que se encarga de tareas como aprendizaje y orientación espacial.
 
Aumentan la neuroprotección del cerebro
También hay nootrópicos que ayudan a prevenir las neurodegeneraciones del cerebro relacionadas con la edad, incrementando la memoria y capacidades de atención y procesamiento de información.
 
Efectos de los nootrópicos
Los nootrópicos pueden ser utilizados para enfatizar diferentes aspectos de la mente, con beneficios a corto y largo plazo. Estos son algunos de los efectos que existen.
 
Nootrópicos para el estado de ánimo
Muchas personas buscan nootrópicos al ser propensas a sufrir síntomas de ansiedad, depresión, estrés, entre otros. Y es que este tipo de síntomas tienen que ver con temas de mala circulación sanguínea en el cerebro o desbalance de neurotransmisores los cuales pueden ser mejorados con nootrópicos.
 
Nootrópicos para déficit de atención
Este tipo de nootrópicos son efectivos para personas que sufren problemas de atención  en actividades de trabajo o estudio. Pueden ayudarte en diferentes aspectos como:
Atención selectiva: la capacidad de seleccionar y focalizar la atención en tareas determinadas.
Atención dividida: la capacidad de procesar simultáneamente dos o más tareas o estímulos.
Atención alternada: la capacidad de cambiar la atención de un estímulo a otro.
 
Nootrópicos para la memoria
Uno de los beneficios principales de los nootrópicos es mejorar las funciones del cerebro relacionadas a la memoria, dado que muchas de ellas se van reduciendo por situaciones más comunes como estrés o fatiga o más delicadas como la edad.
Por ejemplo, algunos de los tipos de memoria que mejoran son:
Memoria a corto plazo:
La memoria que recupera temporalmente la información que está siendo procesada. Es decir, información que recuperas por menos de un minuto y que no incluye muchos elementos.
Memoria a largo plazo:
Es el tipo de memoria que recopila los recuerdos que pueden estar en tu cerebro por años, décadas o hasta por toda tu vida.
 
Nootrópicos para el descanso
Dormir bien es clave para que las capacidades cognitivas del cerebro se desarrollen a plenitud. Por esto mismo, uno de los grandes beneficios de los nootrópicos es para las personas que quieren descansar mejor para desempeñarse mejor durante el día.
 
Este tipo de nootrópicos promueven un estado mental de calma y relajación para no solo dormir más, sino descansar y recuperarse correctamente.

Quienes leyeron este artículo también leyeron: Crea la vida que quieras

Descubre Infinite 

Infinite te ayuda al buen funcionamiento de ciertas partes del cerebro como la memoria, la velocidad mental y el enfoque. Para que puedas aumentar tu nivel de concentración y generar mejores soluciones.

 _______________________________________________________________

Por Arian Ojili

Promotor, periodista y creador.